JUAN JOSÉ GÜEMES BARRIOS

" Para luchar contra el maltrato a las mujeres no se nos ha ocurrido nada más que hacer, ni nada más en qué gastar"
(Dixit sobre la lucha contra los malos tratos a las mujeres.17.11.06)

"Soy un seductor. Tengo un don natural para agradar a la gente"
(En susodicho de si mismo. El País. Octubre 2008)

El Yernisimo rodeado a su derecha por su suegro D. Fabricio y a su izquierda por su padrino Rodrigo Rato ,SA

SU BIOGRAFÍA OFICIAL Y DE ENCARGO

Nace en Madrid allá por 1969, alumno de colegio del Opus. Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad Complutense de Madrid (1992) y Master en Mercados Financieros por el Instituto de Estudios Superiores de la Universidad San Pablo C.E.U. (1993).

Ha trabajado como analista en la Central de Balances del Servicio de Estudios del Banco de España (1991-1992).

Entre 1993 y 1996 fue asesor de economía en la Asesoría Parlamentaria del Grupo Popular en el Congreso.

En mayo de 1996 se incorporó al Gabinete del Vicepresidente Segundo del Gobierno y Ministro de Economía y Hacienda como asesor parlamentario.

En julio de 1998 fue nombrado Director Adjunto del Gabinete del Vicepresidente Segundo del Gobierno.En mayo de 2000 fue nombrado Secretario General de Turismo, del Ministerio de Economía.

Es Diputado del Grupo Parlamentario Popular en la Asamblea de Madrid, desde las elecciones del 25 de mayo de 2003. Durante la pasada Legislatura (desde las elecciones del 25 de mayo hasta los comicios electorales celebrados el 26 de octubre de 2003) fue Portavoz Adjunto del Grupo Popular.

El 21 de noviembre de 2003 fue nombrado Consejero de Empleo y Mujer de la Comunidad de Madrid. Y allá por el 2008 Consejero de sanidad. Y en estas sigue.

NOTICIAS RELACIONADAS CON EL SUSODICHO

GÜEMES ENCADENA SU CUARTO ABUCHEO AL VISITAR UN HOSPITAL DE MADRID 

Una docena de policías nacionales han tenido que reducir a un grupo de trabajadores del Hospital Clínico de Madrid que increpaban al consejero de Sanidad, Juan José Güemes (PP), a su llegada al centro, donde iba a inaugurar la nueva sala robotizada de Cardiología. 

Los trabajadores esperaban a las puertas del hospital a que llegara el político mientras protestaban por la privatización de la sanidad pública madrileña y por la resolución del 31 de julio que limita la contratación de personal sanitario. 

El consejero ha hecho su aparición en el centro 20 minutos más tarde de lo previsto y ha cruzado el tumulto de gente hasta entrar en las instalaciones. En ese momento, los manifestantes se han abalanzado sobre la puerta del centro y han comenzado a aporrearla, por lo que la policía ha tenido que intervenir. 

Dos de los trabajadores han sido reducidos por los agentes en el suelo mientras el resto gritaba consignas como "consejero, carroñero", "lo llaman democracia y no lo es" o "espe, espe, especuación". 

Esta es la cuarta vez en las últimas semanas que el consejero de Sanidad es increpado durante sus visitas a centros hospitalarios de la región.

(www.publico.es, 01/10/08) 

"CON EL SUELDO DE LOS SINDICALISTAS LIBERADOS HARÍA UN HOSPITAL NUEVO" 

Un centenar de trabajadores del hospital Gregorio Marañón acompañó ayer a gritos -aunque un poco en sordina por estar junto a una unidad de enfermos de cáncer- al consejero de Sanidad, Juan José Güemes. Nada extraordinario: ya le sucedió lo mismo y en el mismo sitio una semana atrás. Cada visita del político a un centro sanitario en los últimos días se traduce en una sonora protesta. Unas críticas que Güemes considera injustas y que circunscribe al mundo sindical, al que volvió a descalificar, otra vez en formato irónico: "Con el sueldo de los liberados, más de 1.000, se podría construir un hospital de 450 camas". 

En opinión de los dirigentes de los sindicatos mayoritarios, esta afirmación supone "cuestionar el derecho de libre sindicación y demuestran que la derecha no cree en uno de los pilares del sistema, ni en la Constitución". El artículo 28 de la Carta Magna comienza así: "Todos tienen el derecho a sindicarse libremente". 

"Güemes nunca ha creído mucho en la democracia", insistía un alto dirigente sindical sanitario de Comisiones Obreras. Los acuerdos entre las centrales y Sanidad se pactaron en época del anterior consejero, también del PP, Manuel Lamela: "Somos los mismos liberados que se acordaron entonces, ni más ni menos", zanja un miembro de esa mesa de negociación sin aclarar la cifra. 

El coche -largo, afilado, oscuro- parece la cabeza de un cortejo nupcial. En la parte de atrás, con cristales opacos, están pegados y cuelgan unos folios blancos con un lema impreso: "Hospital Marañón público". Güemes se aleja del Centro de Radiopatía y Radioprospección del Gregorio Marañón. Una unidad inserta en Oncología que cumple 25 años. Más de un centenar de personas lo despiden a gritos. Gente con bata y unos pantalones blancos atornillados al suelo con unos zuecos con agujeritos. Trabajadores del centro. Muchos, afiliados a algún sindicato. Sus protestas se resumen en dos consignas: "No a la privatización del hospital" y "No a la reducción de puestos de trabajo". 

Güemes es casi zarandeado en el cubículo que dejan sus guardaespaldas. Pero se queda estoicamente en medio de los manifestantes, despidiéndose de los directivos del hospital sin prisa. Esta vez nadie le insulta, como en casos precedentes. No mucho. El vicepresidente regional, Ignacio González, pidió la semana pasada que dejen de atosigar al consejero. También algunos líderes de los trabajadores han pedido que no se entre en la descalificación personal. 

"La gente de los hospitales está nerviosa por los posibles despidos", filtra una fuente sanitaria. Güemes, sin embargo, achaca estas protestas a una estrategia de "la izquierda" que "insiste desde hace 10 años en argumentos falaces para atacar al PP". El consejero, tras una breve visita al centro que adelantó cerca de media hora, expuso sus opiniones tras una rueda de prensa conjunta con Rafael Herranz, responsable del centro de Radiopatología. Las relaciones entre el consejero y los sindicatos tienen muchas aristas por varios motivos. "Hicimos una serie de pactos con Manuel Lamela, el anterior consejero, y no los están respetando", dice un alto dirigente sanitario de Comisiones Obreras. Los trabajadores de los hospitales, especialmente el personal contratado no funcionario, tiene miedo de perder su empleo. El consejero, en cualquier caso, recalcó que Madrid "es la Comunidad que más esfuerzo dedica a la sanidad pública".

Por otra parte, desde el centro de Radiopatología del Gregorio Marañón, se advirtió de que piensan pedir explicaciones al Centro de Seguridad Nuclear por hacer público ayer el accidente radiactivo de un trabajador. Fuentes del centro consideran esos datos confidenciales. La unidad, que conmemora sus 25 años de vida, ha atendido en ese tiempo a 2.300 personas. 

(www.elpais.com, 01/10/08)

GÜEMES, ABUCHEADO EN SU VISITA AL HOSPITAL GREGORIO MARAÑÓN

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Juan José Güemes, consideró hoy "falso" que la administración autonómica no haya destinado a Sanidad la financiación adicional procedente del Estado para esta materia, tal y como hoy afirmó la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, quien ha asegurado asimismo que Madrid y Valencia son las que menos invierten en Sanidad. Güemes matizó que se trata de un anticipo a cuenta y no de financiación adicional. 

"Eso es falso, pero déjenme explicar por qué están mintiendo De la Vega y Zapatero", dijo el consejero a los medios de comunicación durante una visita al Gregorio Marañón, en la que fue recibido con gritos de trabajadores en contra de la privatización de la Sanidad. El consejero señaló que los recursos que el Gobierno central llama aumento de fondos "no son sino un anticipo de la deuda que tienen con la Comunidad". Así, explicó que la diferencia entre un anticipo a cuenta y un aumento de fondos es lo mismo que entre un anticipo y un aumento de sueldo. "Está mintiendo la vicepresidenta de la Vega", insistió. 

En este sentido, afirmó que la Comunidad de Madrid es la autonomía que "más esfuerzo está dedicando de toda España a la Sanidad pública" y reclamó a De la Vega que le diga "qué otra comunidad autónoma ha abierto ocho nuevos hospitales públicos" que, a su juicio, "dan servicio no sólo a los madrileños, sino a toda España", ya que "un 4% ciento de los pacientes hospitalizados en la de Madrid son desplazados de otras comunidades autónomas. 

Tras destacar que están "muy orgullosos de ser solidarios" con el resto de las regiones, el consejero criticó que "en estos momentos se niega a la Comunidad, que tiene 1,2 millones de personas más". "Pagamos impuestos por 6,2 millones de madrileños y eso va a la caja común", matizó. 

"Zapatero se niega a reconocer que somos más de seis millones y nos atribuye fondos como si fuéramos cinco cuando hay más de un millón de madrileños que son invisibles para Zapatero", señaló el consejero, quien añadió que "eso tiene consecuencias de fuerte impacto en la financiación de los servicios públicos básicos". De esta manera, Güemes aseguró que si la Comunidad de Madrid ha sido capaz de mantener el nivel de excelencia en los servicios públicos es "por el esfuerzo de gestión de todos los madrileños y porque son capaces de hacer más con menos a pesar del intento de Zapatero y de la vicepresidenta por parar Madrid". 

Asimismo, preguntado por la situación financiera de la Consejería que dirige y por los presupuestos sanitarios para 2009, Güemes indicó que "pese a lo que le gustaría a Zapatero y pese a la disminución de fondos y al no pago de la deuda del Estado a la Comunidad, no se va a recortar ninguno de los servicios públicos esenciales". Además, apuntó que serán unos presupuestos "austeros con equilibrio presupuestario, pero que no va a suponer recortes ni en Sanidad ni en Educación". 

Preguntado por la reducción de altos cargos en su Consejería en la línea con el plan de austeridad que llevó a la desaparición de tres consejerías, Güemes dijo que sí ha habido reducción de altos cargos, y matizó que "aún habrá más". 

(www.publico.es, 30/09/08)

AL YERNO DE CARLOS FABRA, JUAN JOSÉ GÜEMES, LE PONE ANTI CORRUPCIÓN LA LUPA EN LA INVESTIGACIÓN DEL CASO MAJADAHONDA DE FRAUDE INMOBILIARIO Y TRÁFICO DE INFLUENCIAS

Metido hasta las cejas en su propio caso, "personal e intransferible", de tráfico ilegal de influencias, al presidente de la Diputación de Castellón Carlos Fabra, presidente provincial del PP, le acaba de salir otro grano en su dura y cuarteada corteza política.
Está vez el salpullido le sale por vía indirecta de sangre. Su yerno, Juan José Güemes, casado con Andrea Fabra Fernández, resulta que va a ser una de las muchas "pistas" por las que la fiscalía anti-corrupción quiere hurgar en su investigación del caso Majadahonda.
En el escándalo de fraude inmobiliario, llevado a los tribunales por el PSOE, están revueltos desde el alcalde del lugar de los hechos, Narciso Foxa, pasando por
Ricardo Romero de Tejada (el de las "fotocopias" del tamayazo ) hasta, al parecer, la mismísima presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre... Todos con el carné del PP en el bolsillo.
Las fuentes que trasladan a CONFIDENCIAL 7D la presunción de sospechas contra el joven Güemes - ahora secretario de Comunicación de la ejecutiva autonómica del PP madrileño y responsable de las áreas de empleo y mujer, a la vera de la presidenta Aguirre - se apoyan en argumentos de peso, suficiente como "para empezar a ponerle la lupa", dicen y explican de corrido de qué va la cosa.
El esposo de la hija de Fabra, para empezar, ha sido y es uno de los protegidos del "fugado" de los asuntos nacionales, Rodrigo Rato, hoy en lo más alto del rimbombante Fondo Monetario Internacional. Como es público y notorio, Rato cuenta entre sus estrechas amistades a Ricardo Romero de Tejada, el mismo que viste y calza: ex secretario general de la ejecutiva PP regional de Madrid, pero, sobre todo, ex alcalde de Majadahonda y "arquitecto" del follón urbanístico de la empresa municipal Pammasa, la  que le pasaba los negocios de suelo a la otra privada, AFAR-4 (de Antonio Cubo)y así hasta chuparse 108 millones de euros que debían haber entrado en las arcas municipales y ahora están no-se-sabe-dónde.
Ni qué decir tiene que entre el yerno fabriano, "Juanjo" y el libretista del caso Majadahonda, Romero de Tejada, hay más que amistad y camaradería de partido, "hay compadreo", matizan los confidentes.
Y es que Rato cuando junta a la gente lo hace en serio. Se dice que el ex ministro tuvo mucho que ver en el galanteo de Güemes a Andrea Fabra que acabó en el juzgado( de casamiento civil) y se adornó en vicaría. También Rato fomentó las profundas simpatías entre sus dos "promesas" de jóvenes y estrechos colaboradores, el castellonense Juan Costa (íntimo de la familia Fabra) y el madrileño, Güemes.
Y siguiendo el hilo hacía el ovillo: Fabra, padre, y Rato han hablado mucho de negocios, ya con Andrea casada. El ahora director del FMI tiene una promotora inmobiliaria ( Rodanman Gestión 3) y una activa constructora ( Alonso Rato)... Es más, el presidente de la diputación de Castellón, de paso que iba a Artana (municipio de las empresas de Vicente Vilar, denunciante de su corrupción) se preocupaba de reojo de que no le faltara de nada a la embotelladora "Aguas de Orotana", patrimonio del ex vicepresidente primero de Aznar. Allí, recuerdan con añoranza habitantes del lugar, "don Carlos (Fabra) tenía en mente plantar un polígono industrial que hubiera sido la envidia del mundo(sic)". ¡Pero explotó el asunto...! Publicado en
http://hebdomario.typepad.com/confidencial_7d/2005/03/al_yerno_de_car.html 09 marzo 2005

EL SIGNORE FABRA : PATRIMONIO ( * ) Y SOCIEDADES

La estrella del último Fabra, abogado antes que político, comienza a brillar de un modo especial coincidiendo con su ascenso a la presidencia de la Diputación provincial en 1995. Hasta entonces su economía atravesaba algunas dificultades, a pesar de que los Fabra han ocupado desde siempre importantes cargos políticos en la provincia. Era dueño de un piso en Castellón, un pequeño apartamento de verano en Benicasim y algunos terrenos.A partir de aquí el líder del PP en Castellón va consolidando su patrimonio inmobiliario. En 1998 compra una casa rural de tres plantas en el municipio castellonense de Cuya, casa conocida ahora como "la bombonera", al parecer porque no se escatimaron medios en su rehabilitación.

Ese mismo año compra una casa en Oropesa del Mar, justo al lado de la que utilizaba en sus veraneos el presidente del Gobierno, José Mª Aznar. Una licencia de obra menor y una inversión multimillonaria convirtieron la humilde casa en una de las mansiones más fastuosas en esa zona de la costa, rodeada además de una parcela de más de mil metros cuadrados.Fue en mayo de 1998 cuando la mujer y los cuatro hijos de Fabra compraron una villa por 360.607 euros (60 millones de pesetas). Con una planta baja de 177 m2 y una primera planta de 190 m2, pagó cinco millones en metálico en 1997 y 45 millones los pagó en el momento de la compra mediante cheque del Banco Central Hispano número 2559112-2. Los 10 restantes quedaban aplazados a pagos posteriores. La casa está registrada a nombre de su mujer Mª Amparo Fernández y sus 4 hijos. En junio de 1998 la comisión de gobierno del Ayuntamiento de Orpesa concedió «licencia de obra menor» para «acondicionamiento y decoración interna, sin modificación de volumen ni de estructura», presupuestada en ocho millones de pesetas. En esta ocasión Fabra pagó 25.273 pesetas en concepto de ordenanza municipal y 168.213 pesetas por el impuesto de construcción. Dos meses más tarde, en septiembre, la comisión de gobierno dejó sin efecto la licencia anterior y concedió otra, también de obra menor, presupuestada en 17.591.000 pesetas.

Según quedaba recogido en el dictamen, «la aparición de aluminosis en el techo ha obligado a llevar a cabo obras más aparatosas». En esta ocasión, el hermano de Fabra, el arquitecto Luis, presentó un proyecto básico y de ejecución sobre distribución interior de vivienda aislada con sello oficial del colegio y los planos correspondientes. En este punto, se desconoce si la modificación se llevó a cabo por iniciativa propia de Fabra o por una advertencia de los vecinos o del ayuntamiento ante la magnitud de las obras. En este caso se le cobró 87.000 pesetas por la ordenanza y 351.829 por el impuesto de construcción. Y también en este caso se especificaba que se trataba de «obras de reforma interior de vivienda unifamiliar». Asimismo, el informe del arquitecto era favorable «porque el proyecto se ajusta a lo contemplado en el PGOU respecto al uso del suelo y al volumen de la construcción». El proyecto presentado por Luis Fabra afirmaba que en la planta baja, donde antes había «garaje, trasteros y vestuarios», ahora hay «garaje, trastero, distribuidor, escalera, ropero, bodega, sala de estar, paso, dos dormitorios de 15 m2 cada uno, un baño de 10 m2, otro baño de 6,48 m2 y un tercer dormitorio de 11 m2».Lógicamente, en la planta primera también se distribuyen las estancias de la casa. La superficie útil de la planta baja con la reforma es de 198 m2 frente a los 177 anteriores, quedando la primera planta con 217 m2 en lugar de los 190 de antes. Una vista de la casa de Fabra en Platgetes deja entrever que en la planta baja se ha añadido un ala en la que se ha ubicado una barbacoa y, posiblemente, un baño y una estancia. En la primera planta se han tirado todos los tabiques y el techo y también hay una gran escalera que desciende casi hasta una piscina que, curiosamente, no aparecía en el proyecto

Empresarios con los que ha podido contactar la Cadena SER aseguran que entregaron a Fabra diversas cantidades de dinero que se emplearon en las obras de este chalet.

Fabra también va adquiriendo importantes propiedades en Madrid. En 2002, un piso de más de 200 metros cuadrados en la Plaza de las Salesas, una de las zonas más exclusivas de la capital, junto a la sede del Tribunal Supremo.Para ello, formalizó un crédito hipotecario por un importe de 691.000 euros con Bancaja para financiar la adquisición de su piso en Madrid, situado en la céntrica Plaza de las Salesas, junto a la sede del Tribunal Supremo. La escritura del préstamo hipotecario se formalizó el mismo día de la compra-venta de la vivienda, el día 5 de diciembre de 2002, ante el mismo notario. La cantidad obtenida por el préstamo hipotecario sirvió para pagar la mayor parte de la inversión inmobiliaria realizada por Fabra junto a su mujer, Amparo Fernández, que ascendió a 901.518,16 euros (equivalentes a 150 millones de las antiguas pesetas), según la escritura de compra-venta . El importe de la diferencia entre el préstamo y el valor escriturado de la venta, concretamente 210.518,16 euros, fue abonado aparte por el matrimonio Fabra-Fernández en el mismo acto ya que, según las escrituras, la parte vendedora declaró saldado el importe total de la operación inmobiliaria de compra-venta. La vivienda adquirida por el presidente de la Diputación en Madrid tiene un total de 202 metros cuadrados, dispone de 14 estancias diferentes y se encuentra situado a escasos metros del Paseo de Recoletos y de la Plaza de Colón, una de las zonas más señoriales de la capital de España y de mayor valor inmobiliario. El crédito hipotecario establece un plazo de devolución de 300 mensualidades, es decir 25 años. El interés inicial durante el primer año, que se acaba de cumplir este mismo mes, quedó fijado en una tasa del 4% anual. En los doce primeros meses los recibos mensuales han sido de 3.647,35 euros (más de 600.000 pesetas). A partir de ese momento las condiciones del crédito hipotecario establecen un interés variable en base a la referencia del euribor más un 0,75%, una tasa considerada «dentro de los parámetros habituales de las entidades crediticias», según fuentes del sector inmobiliario consultadas por este periódico. En el caso de devoluciones parciales anticipadas del capital Bancaja no establece penalización alguna. Como garantía para la concesión de préstamo hipotecario la vivienda madrileña adquirida por Fabra quedó tasada por Bancaja en 870.750 euros (144.000 millones de las antiguas pesetas), 30.768 euros por debajo del precio total escriturado de la compra-venta. El valor de la operación supone el pago de 4.500 euros por metro cuadrado, «un precio ventajoso para la zona», según fuentes inmobiliarias madrileñas. El crédito con garantía hipotecaria de Bancaja por valor 691.000 euros se concede de forma conjunta al matrimonio Fabra-Fernández y a una de sus hijas, Claudia Fabra Fernández, casada en régimen de separación de bienes y residente en otro domicilio de Madrid.

Según ha podido saber la SER, Fabra también aporta dinero para los chalets de lujo que sus dos hijas compran en Pozuelo de Alarcón. La urbanización situada frente al llamado "Zoco de Pozuelo" pasa por ser una de las zonas de viviendas unifamiliares más caras de la provincia de Madrid.

En este punto es donde el escándalo político protagonizado por Fabra deja de ser sólo una cuestión provincial y pasa a convertirse en un tema de ámbito nacional, ya que una de las hijas del político está casada con Juan José Güemes, ex alto cargo de Turismo y actual consejero de la presidenta Esperanza Aguirre.

(*) Información facilitada por www.cadenaser.com  y el  www.levante-emv.com

PRÓXIMO CAPÍTULO : JUANJO , NAVALCARNERO Y DIETAS A PERCIBIR

Navalcarnero : Fernández Colomo, se va a sus negocios

Volver a Personajes Populares

© Copyright. 2006- 2008. www.esperanzaaguirre.net . Ningún derecho reservado. Aquí es todo de gratis y sin comisiones ( Página diseñada para ver con Explorer 5 o superior  a 1024 x 768 píxeles )